Costa Rica consuma la proeza y termina invicta en grupo de la muerte

Río de Janeiro, 24 jun (PL) Costa Rica consumó una de las hazañas más prominentes de la historia de los Mundiales de fútbol, al empatar hoy 0-0 contra Inglaterra y clasificarse de líder del imponente grupo D, el de la muerte.
Los ticos llegaron al torneo con la etiqueta de cenicienta y su entrenador, el colombiano José Luis Pinto, traía el cartel de loco apasionado, por ciertas declaraciones en las que aseguró estar a gusto en esta llave, pese a la presencia de Uruguay, Italia e Inglaterra, tres campeones del mundo.
Pero desde su debut, la selección de Costa Rica silenció las críticas y se dedicó a jugar un fútbol ordenado, pragmático, sin brillos superlativos, pero con un exquisito trabajo de equipo, y aupados bajo el lema de “Todos para uno y uno para todos”, a lo Alejandro Dumas y sus Mosqueteros.
Victorias 3-1 sobre Uruguay y 1-0 ante Italia les garantizaron a los costarricenses su clasificación a octavos de final por segunda vez en la historia, mientras con el empate de hoy certificó su condición de líderes invictos del grupo D, el más complejo de la Copa, el único en 20 ediciones de los Mundiales en el cual coincidieron tres monarcas del orbe.
Jugamos contra tres potencias del mundo del fútbol, Uruguay, Italia e Inglaterra, sin embargo, siempre lo hicimos de tú a tú y demostrando un buen fútbol, señaló Pinto, antes de congratular al equipo porque “este es un invicto histórico para Costa Rica”.
Pinto aprovechó la ocasión para agradecer a los hinchas costarricenses presentes en Brasil: A todos mil gracias por el apoyo, dejamos el alma en los tres partidos y se vio reflejado en la tabla de posiciones, aún así seguiremos dejando todo para dejar el nombre de Costa Rica en lo más alto, dijo.
Miles de hinchas colmaron hoy las tribunas del estadio Mineirao de Belo Horizonte para presenciar este hecho histórico, este suceso fenomenal, que se unió a la debacle total de Inglaterra, eliminada en fase de grupos por primera vez desde 1958.
Los centroamericanos se hicieron con el control del partido en los primeros compases, pero poco a poco Inglaterra ganó en dominio territorial y comenzó a asediar la portería tica, que custodia el fuera de serie Keylor Navas, uno de los porteros de moda en la actualidad, junto al belga Thibaut Courtois.
Entre los ataques estériles de los “Pross” y la calma irreverente de los costarricenses transcurrió el partido hasta que el árbitro principal, el argelino Djamel Haimoudi, sonó su silbato después de 93 minutos de acciones y finalizó el encuentro.
Ahora los ticos aguardan por su rival en octavos de final. Sus posibles adversarios serán los cafeteros de Colombia o los elefantes de Costa de Marfil, presuntamente estos últimos porque tienen muchas papeletas para finalizar en la segunda posición del grupo C.
En tres participaciones previas en copas del mundo Costa Rica solo accedió a octavos de final en Italia-1990, y en esa instancia cayó por goleada 1-4 ante la hoy extinta Checoslovaquia.
En este grupo de la muerte, Uruguay se agenció el segundo lugar tras vencer 1-0 a Italia, con decisivo gol del defensa Diego Godín.

Deja un comentario