Veneno Puro: El “Bisoño” peña

*El “Bisoño” peña
*Dilema Peligroso
*El Almas Enferma

enrique peña nieto, cuando se confesó conmigo –“2012: La Sucesión”, 2010-, admitió que su carrera política había sido un relámpago situación que le asemeja a su antecesor vicente fox, casi un meteoro tan destructivo como el aerolito que cayó en Chicxulub, Yucatán, esto es impredecible en su tiempo y devastador al final de cuentas aunque el de origen irlandés no acabara con los dinosaurios tal y como prometió antes de ser dominado por las “muchas faldas”. El caso de peña es apenas distinto y acaso es consecuencia de la prisa de quienes le impulsaron por dotar al cavernícola PRI de sangre joven y, además, con buena presencia, condición que es hoy de enorme importancia para las relaciones humanas: mientras menos nos parezcamos al estereotipo del mexicano, mejor… según el nuevo estatus sociopolítico. ¡Pobre de este país tan rebosante de traumas históricos!
La carrera de peña inició, primero, como asesor jurídico y asistente en una notaría del Distrito Federal, la número 96 a cargo del abogado Fausto Rico Álvarez. Pero después comenzó a especializarse en cuestiones de administración desde segundos planos hasta que fue nominado para una diputación local en el Congreso mexiquense en 2003… y de allí al estrellato. Fue gobernador tras ganar la candidatura priísta, con sorpresa de muchos, venciendo a grupos tan poderosos como el de Carlos Hank Rhon, heredero natural del grupo Atlacomulco, ciudad natal de peña. Tiene 48 años, aunque aparente menos, y una larga historia de seductor en campaña. Ni siquiera sus tiempos como burócrata de medio pelo, en renglones financieros, parece suficiente para ganar la experiencia necesaria para gobernar a una nación compleja como México y, sobre todo, tan plural y contrastante. Entenderla como un todo resulta de un ejercicio cultural profundo que, desde luego, el personaje no parece tener posibilidades de llevar a cabo.
Pese a lo anterior, peña pretendió, hace dos años, remonta sus escasas luces con dos principios evidentes: rodearse de elementos que dicen saber más y desarrollar la capacidad de escuchar a sus contertulios sin que él se vea comprometido a expresar sus puntos de vista reales, una estrategia que, por cierto, fue una de las principales del modus operandis de carlos salinas de gortari. Recuerdo, en 1986, un encuentro con Salinas, en sus oficinas de la calle Arturo en la ciudad de México y cuando fungía como secretario de Programación y Presupuesto –la afinidad en el terreno económico es indiscutible-, como heredero del neoliberalismo de cuyas fauces no nos hemos separado. Ahora, salinas se siente con derecho a ser una especie de oráculo, de enorme influencia, cerca del mandatario electo.
Al respecto, no debemos sentirnos sorprendidos con peña. ¿Por qué lo digo? Precisamente por cuanto me comentó al respecto, cuando ya veía cerca la precampaña y sus oficinas “olían” a presidente, tal y como narré en su oportunidad, con relación a las mafias asidas al viejo PRI. Explicó, entonces, que era el momento de sumar… y que, a su tiempo, ya veríamos cuál era su talla ante quienes pretendieran presionarlo. Desde luego, habló bien de los ex presidentes y subrayó que con todos se veía con alguna frecuencia, “incluyendo a vicente fox” reiteró, si bien con ernesto zedillo había tenido “poco contacto” por cuanto éste no vivía en México. Con ello dejó la interrogante pendiente pero con una clara inducción de por medio.
Igualmente, en la memoria tengo grabada una sentencia del ya nonagenario luis eheverría ávarez cuando fue designado Luis Donaldo Colosio candidato presidencial del PRI aun cuando pocos conocían y conocieron sus verdaderos alcances:
–En México –aseguró el ex presidente- la verdadera dimensión de los hombres públicos la da el ejercicio pleno del poder. Así ha sido con todos los que hemos pasado por Los Pinos.
Se incluía él, naturalmente, un burócrata callado y servicial –por no decir servil-, más aún bajo el mando de su jefe díaz ordaz, que terminó convirtiéndose en el más locuaz de los mandatarios hasta el arribo de fox a la Primera Magistratura. También el propio echeverría desarrollaba la teoría de otro peculiar jerarca del priísmo, el extinto Alfonso Martínez Domínguez, quien insistía en la necesidad de contar con una antesala repleta de ociosos –no sé si mercenarios de las butacas-, como muestra de un poder de facto… que le servía como tarjeta de débito para presionar, con cuidado institucional claro, a sus sucesores en el gobierno de Nuevo León y en la órbita nacional.
echeverría tenía siempre su residencia de San Jerónimo rebosante… de vendedores de antigüedades y agentes inmobiliarios que le ofrecían las gangas de Cancún y otros desarrollos turísticos magnos para que pudiera invertir sin exhibirse gran cosa. Y había que esperar una media hora sobre una cómoda poltrona hasta observar cómo despachaba a los comerciantes; luego hablaba de política sin cesar… con este columnista y con cuantos, curiosos, se le acercaban dispuestos a gozar de la buena mesa más que de las charlas mecánicas. Y así fue hasta que las acusaciones por genocidio y la muerte de su esposa, doña María Esther Zuno Arce –una gran dama, sin duda, pese a algunas excentricidades-, le sumieron en una profunda depresión. Entendió, entonces, que el estatus derivado del poder reflejo había terminado.
Tales antecedentes separan a peña por varios años. Durante el echeverriato, el joven enrique apenas tenía entre cuatro y diez años, una edad en donde acaso jugaba a ser presidente cuando todavía tal figura no había sido desplazada por los capitalistas multimillonarios, digamos Carlos Slim Helú, o por los narcos intocables, al estilo de Servando Gómez Martínez, “La Tuta”, por cierto, la aprehensión de éste, tantas veces anunciada, es una laguna que bien podría denominarse “calderón” o, si se quiere, “genaro garcía luna” en obsequio de sus grandes protectores y al estilo de descubridores, conquistadores y astrónomos que ponen sus nombres a las estrellas y estelas desconocidas. Y lo mismo en el caso de Joaquín “El Chapo” Guzmán, aprehendido, al fin, el 22 de febrero de 2014.
La desventaja respecto a quienes pretenden organizar, dentro de una izquierda por ahora confundida gracias a los vaivenes mentales de López Obrador, es la cultura que, si se tratase de una guerra durante la época medieval, sería algo así como una catapulta para acceder, con bolas incendiarias, a la fortaleza del poder. Cuidado con ello, señor peña porque, a la vista, no cuenta el PRI, por ahora, con alguna figura con capacidad para contrarrestar a los capitanes intelectuales de una izquierda que se resiste a morir y puede, en cualquier momento, resurgir aunque, una vez más, pretendan darla por muerta cuantos desconocen la historia y a la geopolítica del país; es decir, la mayor parte de la nueva clase política formada con los viejos moldes del priísmo… pero sin conocer a fondo sus secretos.
Mirador
Me dejó, lo confieso, sin dormir. Ni siquiera tomando una pastillita de esas que dicen producir sueño –ojalá fuera posible que lo fuera de verdad y no una especie de estado hipnótico-, pude despejar la angustia tratando de encontrar una respuesta al mensaje de un amable lector sobre dos mundos paralelos y dos perspectivas muy cercanas. Fue aterrador, casi dantesco y puso en jaque todos los principios morales. Les comunico, de manera textual, el atrevido cuento pero me guardo el nombre de mi amigo por cuestiones de evidente seguridad:
“LLega un narco a un pueblo, y para “lavar su dinero” , crea empresas, las cuales generan empleo, la gente tiene dinero, consume (gasta), crece la economía del pueblo y, por lo tanto, el nivel de vida se eleva.
Como daño colateral, algunas personas resultan enfermas y otras mueren por el exceso de consumo de drogas.
Llega un político a un pueblo, lo primero que hace es elevarse el sueldo, asignarse bonos y compensaciones, adueñarse de terrenos, luego empieza a robar y ese dinero se lo lleva al extranjero, donde consume cuanto puede, la economía del pueblo se estanca, cierran empresas y la gente se queda sin empleo ni dinero.
Como daño colateral, se genera pobreza, algunas personas mueren de hambre, unas más padecen de enfermedades cardíacas, otras se suicidan por el agobio de muchas deudas.
Si no tuvieras otras alternativas: ¿En que pueblo te gustaría vivir?”
Dejando a un lado la apología del narcotráfico que podría parecer la sentencia, la realidad indica algo muy preocupante: como vamos ya resulta más peligroso un político engreído, incapaz de escuchar pero con desbordado afán de imponer sus propósitos olvidándose que la soberanía radica original y esencialmente en el pueblo, que un capo de las mafias cuyo propósito final es hacerse rico rápidamente y vivir unos años fuera de la pobreza sin importarle contaminar al mundo de los males de las drogas y llegar a matar por ello. Si lo segundo es espantoso, ¿cuál calificativo cabe para lo primero?
Quisiera no haber leído la fábula moderna de párrafos arriba, como también hubiera no querido equivocarme con peña nieto y sus corifeos. Los dos escenarios se dieron a quemarropa, encerrando a los que perdieron el control y dejando hacer a quienes, como cada sexenio, se entienden con la clase política lista a lanzar dentelladas por todo un sexenio.
La Anécdota
Les confieso que fue duro y agotador. Pero ya está listo, en su obra negra, mi nuevo libro “ El Alma También Enferma”, con algunos rasgos autobiográficos dirigidos a la observación de la vida política. No será sencillo publicarlo porque, ya saben, las editoriales de origen extranjero, sobre todo españolas, se han “arreglado” con los gobiernos mediante tratos referidos a la edición de los millones de libros de texto gratuito y considerando que la Comisión respectiva sólo puede hacerse cargo del diez por ciento de los mismos. ¿Para esto sirve la infraestructura oficial y la burocracia puesta en fila india?
Es el caso que, como saben, debí darle vida a una Fundación para, a través de ella y aportando fondos de mi propio peculio, no interrumpir mi labor crítico. Y así nació, el año anterior, “Despeñadero” que, sin alcanzar las cuotas propuestas de haber sido publicado por uno de los gigantes editoriales, pudo estar en manos de quienes verdaderamente se interesaron en el texto sin merma de nuestro presupuesto. Pensé que el segundo desafío sería menos difícil pero no ha sido así. A contracorriente, pretendo exhibir cuánto roban las editoriales extranjeras a los mexicanos… casi como las farmacias y los laboratorios de medicina: trataré de imprimir, con todo lujo, miles de ejemplares y les contaré, pormenorizadamente, cuanto deberé invertir para poner a la venta cada ejemplar, además, al menor costo posible.
– – – – – – – – – – – – – – –
Web: Casi lista.
E-Mail: loretdemola.rafael@yahoo.com
CLARO QUE HAY AMIGOS DE DISTINTOS NIVELES. QUIENES NOS USAN Y AQUELLOS QUE SE LA JUEGAN CON NOSOTROS. ESTE COLUMNISTA CONFIESA TENER MUY POCOS –YA LO DIJO UNA VEZ MI COLEGA SÓCRATES CAMPOS LEMUS-, PERO SUFICIENTES PARA NO SENTIRME SOLO EN ESTA TIERRA EN DONDE CUENTAN MÁS EL DINERO Y EL PODER QUE EL PRESTIGIO Y LA ÉTICA PROFESIONAL… NO SIN PECADOS, NATURALMENTE.

Deja un comentario