Políticos similares

Por Arturo Ríos Ruiz 

*PRI, Cuauhtémoc 

*Morena, Félix 

La Fiscalía General de Justicia de la CDMX, solicitó ayuda de la Fiscalía General de República, del Instituto Nacional de Migración y las fiscalías de los estados, para la buscar, localizar y aprehensión del ex presidente del PRI capitalino, Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, y cuatro personas más, por los delitos de trata.  

En tanto, las cuentas bancarias del priista fueron congeladas, a casi 7 años de que una investigación periodística de Carmen Aristegui revelara cómo operaba una red de prostitución al interior de ese partido. 

Para muchos, es novedad comprobar de dónde surgió este personaje a la vida pública, es hijo de Rafael Gutiérrez Moreno, quien fue conocido como “El Rey de la Basura”, por liderar a unos 12 mil “Pepenadores” que separaban los desechos del desaparecido “Tiradero de Santa Cruz Tulyehualco”, en Iztapalapa. 

Su padre, tuvo una vida truculenta, desordenada y polémica, se tejieron historias negras de su conducta, desde crímenes, abusos, violaciones y obtener ganancias de la venta de los desechos de 60 millones de pesos mensuales y era consentido de las autoridades capitalinas que hasta diputado local lo hicieron, por el PRI. 

Cada delegado de Iztapalapa, se cuadraba con él, era mucho dinero el que repartía que llegaba hasta el regente en turno y se afirmó que en uno de sus dientes se incrustó un diamante que brillaba al reírse. Un personaje temido. 

En los eventos delegacionales e incluso del regente en turno, su contingente de “pepenadores”, estaba en la primera fila de los aplausos con Rafael al frente. Una práctica ancestral que aún pervive. 

Fue asesinado por orden de una de sus esposas, quien, dijo que, con el crimen, quiso poner fin a 11 años de vejaciones. Rafael Gutiérrez, que durante 20 años fue el líder de los “pepenadores”, amasó una cuantiosa fortuna. Producto de la recolección de 20 mil toneladas diarias de basura. 

El jefe de la policía judicial del Distrito Federal de entonces, Jesús Miyazawa, caracterizó a la víctima como “un degenerado, mafioso y violador”. Sus palabras fueron sofocadas por un periodista que dijo en voz alta: “Fue diputado”. 

El apoyo presidencial se verá en las elecciones, a ver cuántas ocasiones el mandatario visitará Guerrero en ese lapso para reafirmar Salgado, cargado de un cúmulo de material para ser vilipendiado. Todo depende de la estrategia de la alianza PRI-PRD, con la suma, seguramente al final, del PAN.  

Con la imagen desbaratada, Félix iniciará la campaña de inmediato, la armadura de Palacio Nacional, estará en expectativa, a ver si le alcanza para lograr el triunfo o la atraviesen los petardos que le esperan. 

De Félix, todo se ha dicho y se ha estrellado ante la reticencia del presidente que ahora, trasformó las acusaciones con serenidad, de “normales en tiempo electoral” al airado, en Linchamiento político. “El Toro va, ya no hay duda, solo falta la repuesta en las urnas, sobre todo, del sector femenino guerrerense. 

Deja un comentario