A tiro de piedra: Marihunadas

La multitud de leyes frecuentemente presta excusas a los vicios
René Descartes

Las conclusiones que se obtengan en los foros que el gobierno federal ha organizado para discutir la legalización del uso de la marihuana, deberán servir para determinar el grado de interés que la sociedad tiene con respecto al tema, pero no necesariamente su grado de conocimiento, el nivel de consumo o la aprobación o desaprobación de su legalización; y mucho menos que el gobierno mexicano emita una decisión en nombre de todos los habitantes de este país.
Porque no es la primera vez que en el país se discute la legalización del alcaloide, pues en septiembre de 2014, se realizó el denominado Seminario de Cannabis Medicinal del DF, organizado por la Coalición Canadiense de Política de Drogas (CDPC por sus siglas en inglés) en colaboración con el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas (CuPIHD), la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), Espolea, México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), ReverdeSer Colectivo, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal y el Senado de la República.
Las conclusiones de dicho foro fueron que se “han encontrado usos medicinales claves y sumamente valiosos del cannabis, y no permitir su uso es una violación a los derechos de miles de pacientes; que los expertos mexicanos estaban de acuerdo con las posibilidades de tratar condiciones con cannabis medicinal, por lo que es urgente que se amplíen las posibilidades para la investigación y tratamiento en México; y que ambos grupos de expertos enfatizaron que las principales barreras para la investigación y utilización del cannabis en su forma medicinal son su estatus legal y el estigma social.”
El día de ayer, en la inauguración del congreso sobre legalización del uso de la marihuana en el Congreso de México, hubo un llamado prácticamente unánime para México busque el fin de la actual política prohibicionista, en las posturas planteadas por legisladores y expertos sobre el tema. Por cierto, que el presidente del Consejo Directivo de Aspen Institute en México,y el ex rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Juan Ramón de la Fuente, invitó a los participantes a enriquecer el debate con argumentos y cifras concretas; además de recalcar que el esquema “prohibicionista” no ha logrado disminuir el consumo de la marihuana o alguna otra droga.
Este martes 26 de enero, se realizará en Cancún el primero de los foros organizados por el gobierno de la República, será en Cancún, Quintana Roo, y la temática general será “salud y prevención pública”; pero, retomando el punto inicial de esta colaboración, las conclusiones deberán servir no para que el gobierno emita una postura final, sino en todo caso para que decida difundir las conclusiones obtenidas y, luego de ello, plantear la posibilidad de hacer una consulta ciudadana seria, con ciudadanos ya informados, para considerar, entonces sí, la legalización.
Porque lo cierto es que el prejuicio es lo que ha imperado, las posturas oficialistas en nombre de todos inundan los medios (véase la encuesta de Parametría de octubre de 2015) y, mientras en el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto ya suman más de 23 mil muertos por el crimen organizado, en Estados Unidos ya 23 entidades federativas y el Distrito de Columbia han legalizado alguno de los usos de la marihuana, sea para fines médicos, sea para fines lúdicos.
Así, que los foros sean factor para construir una sociedad informada, que las posturas que se planteen enriquezcan el debate y, en todo caso, que se diseñen políticas públicas para atender la problemática del consumo de la marihuana, pero no para hablar en nombre de todos, pues esas generalizaciones son precisamente, las que han estancado el análisis de un problema de salud pública, e impedido la atención integral de la grave crisis de seguridad por la que atraviesa el país; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.
Como siempre, le dejo notas que fundamentan lo expresado, pero sobre todo enriquecen el debate sobre el tema.
P.D. si le es posible, asista al Centro de Convenciones de Cancún, el tema vale la pena…

Deja un comentario