SIDA: Domando el apocalipsis

La Habana (PL) Si algo pudiéramos identificar como el jinete del Apocalipsis es el VIH. Se unieron el fin del siglo, con toda la mística que acarrea, y un virus desconocido, letal, llegado del África, dicen. Créditos suficientes.
Desde ese momento, aunque la superchería se ha ido diluyendo, las alarmantes estadísticas de infectados y la cura que no llega, lo convierten en un problema globlal, Incluso la ONU le ha dedicado una agencia exclusiva.
Los expertos continúan luchando contra el VIH. Una investigación reciente, por ejemplo, condujo al hallazgo de una nueva defensa natural contra las infecciones provocadas por el virus culpable del SIDA, según divulgó recientemenrte la revista Amazings.
Lo descubierto por el equipo de Yong-Hui Zheng, de la Universidad Estatal de Michigan, en Estados Unidos, es una proteína, la ERManI, que evita que el virus pandémico se reproduzca.
El artículo da cuentas de que en estudios precedentes Zheng y sus equipo de colaboradores probaron una estrategia que parecía capaz de interferir con la propagación del VIH-1, pero no pudieron identificar el mecanismo que estaba deteniendo el proceso.
“Con el nuevo estudio ahora se sabe que la ERManI es una pieza fundamental del mecanismo, y que esta proteína posee un gran potencial como tratamiento antirretroviral”, explicó la publicación.
Aunque apunta que esos tratamientos no son vacunas; simplemente mantienen a raya al VIH, haciendo que esté siempre a niveles bajos en el cuerpo.
Si bien puede que pasen varias décadas antes de que se pueda recetar un tratamiento basado en la ERManI para pacientes infectados por esta enfermedad, los resultados de Zheng proporcionan un camino sólido por el cual avanzar mediante futuras investigaciones con células humanas, y posteriores ensayos clínicos.
Según el texto, el próximo paso que se perfila en esta línea de investigación será comprobar si la resistencia al VIH puede ser promovida gracias al incremento de los niveles de ERManI.
Datos de la Organización Mundial de la Salud confirman que el virus es un problema global y hasta el final de 2012 cerca de diez millones de personas estaban recibiendo terapia antirretrovírica en países de ingresos bajos y medianos.
Sin embargo, más de 16 millones de personas que reúnen las condiciones para recibir esa terapia en virtud de las nuevas directrices de 2013, no tienen acceso a los medicamentos antirretrovirales.
*Periodista de la redacción Ciencia y Técnica de Prensa Latina