Panamá: Zona Libre de Colón: ¿se desmorona?

Panamá, 31 ene (PL) La confirmación de la caída en 10 por ciento de las reexportaciones en la Zona Libre de Colón (ZLC) en 2015 con relación a 2014, mantiene hoy en alerta a usuarios del enclave del Caribe panameño.
Estadísticas ratificadas por el ministro de Economía y Finanzas Dulcidio de la Guardia, aunque con una menor proporción que el 2013, muestran que el descenso continúa.
“Estamos revisando las solicitudes de los usuarios de la ZLC en el tema de la reducción de tasas e impuestos y tenemos una última reunión con ellos”, dijo recientemente el Ministro a periodistas.
Las empresas pagan unos 200 millones anuales en tasas e impuestos y en diciembre pasado, la administración del área franca redujo a la mitad la tarifa anual de operación para dejarla en dos mil 500 dólares, tras el cierre de unos cinco mil establecimientos por gastos insostenibles frente a la disminución del comercio.
Uno de los impactos negativos sobre las operaciones fue el incremento de los aranceles de textiles y calzados que Colombia estableció sobre las importaciones desde Colón, lo que Panamá recurrió ante la Organización Mundial del Comercio y recibió apoyo de la misma.
Pero el vecino país no acató el fallo y apeló la decisión, acción que recibió el rechazo de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, cuyo presidente, Carlos Fernández, aseguró que Colombia es uno de los principales clientes de la ZLC y esas líneas de productos perdieron competitividad en aquel mercado por los aranceles.
Esta decisión tiene efectos lesivos sobre la economía panameña, especialmente esta área franca, donde además provocó pérdidas de empleos bien remunerados, acotó Fernández, según el diario La Estrella.
El empresario consideró que resulta indispensable que se llegue pronto a un acuerdo, o que “nuestras autoridades apliquen medidas de retorsión y esto podría afectar las relaciones entre ambos países que históricamente han mantenido lazos comerciales estrechos, enmarcados en el mutuo respeto”, sentenció.
Al referirse a los resultados del 2015, el empresario Giovanni Ferrari dijo a periodistas que representan un baja importante en la actividad comercial, con relación al año anterior, “por lo que hay que buscarle solución a esa falta de competitividad”.
El recién nombrado ministro de Comercio e Industrias Augusto Arosemena explicó a la prensa que tuvo un primer encuentro con los empresarios de la ZLC, el cual continuará en febrero próximo, aunque reiteró la apuesta gubernamental por priorizar la ampliación del área de ventas a la ciudad de Colón.
La iniciativa Colón Puerto Libre permitirá la extensión de establecimientos comerciales a 16 calles de la ciudad, en las mismas condiciones impositivas de la Zona, para la venta minorista principalmente a turistas (libres de impuestos) y nacionales (libres por valor de hasta mil dólares semestrales).
El paulatino retroceso económico de la segunda zona franca más importante del mundo después de Hong Kong, a pesar de la privilegiada posición geográfica en la entrada atlántica del Canal de Panamá, pudiera indicar el final de una coyuntura continental que permitió su crecimiento vertiginoso, refieren expertos.
En este sentido, el economista Juan Jované llamó la atención sobre el valor de las importaciones de la Zona en 2011, cuando el 74,6 por ciento se originaron en China, mientras el 92,4 por ciento de las reexportaciones fue a Latinoamérica y el Caribe.
Este papel logístico subordina a la ZLC a coyunturas externas, pues hay desaceleración en China y contracción de la economía regional, al punto que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe pronosticó para 2015 un decrecimiento regional de 0,3 por ciento, es lógico que sus efectos se sientan con fuerza en Colón.
Ante los elementos del deterioro de la otrora muy próspera área comercial, algunos especialistas refieren términos como “reinventar” el modelo de esa zona franca, porque tal vez importar y reexportar ya no sea el negocio de estos tiempos.
La hipótesis se reafirma con las declaraciones de Surse Pierpoint, gerente general de la ZLC: “es una zona libre con dos realidades, el mundo de las multinacionales y el mundo de las empresas tradicionales que se instalaron aquí hace 67 años”.

Deja un comentario