Muy dura con 4T Michelle

Por Arturo Ríos Ruíz

*Crítica extendida por el mundo 

*¿Cuál será la respuesta? 

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los derechos humanos, Michelle Bachelet, dijo ayer que el nivel de violencia registrado durante la reciente campaña electoral en México ha sido alarmante y planteó que es fundamental que se castiguen los actos criminales cometidos y se garantice que no se repetirán. El Universal, detalla su opinión. 

La ex mandataria de Chile, hizo un buen gobierno, tan bien que fue reelegida y goza de buen prestigio. Algunos especulan sobre la posibilidad de un tercer mandato. Por ahora es funcionaria de la ONU. 

Recordó el fatídico dato sobre nuestro país: “celebró el pasado 6 de junio unas elecciones consideradas las más grandes de la historia puesto que se renovaban más de 20 mil cargos de elección popular, entre ellos 500 miembros de la Cámara de Diputados, las gobernaciones de 15 estados y miles de cargos en congresos locales y ayuntamientos. 

México fue uno de los países de preocupación que Bachelet mencionó ayer en la presentación del informe de su oficina en la sesión inaugural de las 47º sesión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra. 

En su intervención dirigida a las delegaciones de los 47 Estados miembros de este órgano, además de todos los que participan como observadores y oenegés, dijo que “Al menos 91 políticos y miembros de partidos, entre ellos 36 candidatos electorales, fueron asesinados en el periodo electoral que comenzó en de 2020”. Estos registros son de barbarie.  

Las resonancias de sus palabras ya vagan por el mundo exhibiendo una imagen alarmante de las condiciones feroces de México por el vendaval de sangre que se registró en la contienda electoral.  

Además de los crímenes, Michelle Bachelet pidió al Gobierno mexicano que no utilice la descalificación a los críticos, que borre la independencia de organismos públicos autónomos, incluidas entidades electorales. Un aviso claro y contundente a lo que ya se hace en el gobierno actual. 

Las palabras de Michelle, deben retumbar en Palacio como los truenos que nos traen las tormentas en estos días y seguro habrá repuesta en la Mañanera y nos enteraremos de qué calado.  

Nuestro presidente, ha calificado a los diarios más poderosos del mundo como “pasquines” cuando señalan sus errores y a mexicanos, no se diga, no cuentan para nada, sólo para ofenderlos. 

Después de la sarta de maledicencias contra la Clase media del mandatario desde el descalabro en la CDMX varios días, ante la andanada de críticas recibidas, ahora nos expone que busca construir una “nueva clase media” más humana, fraterna y solidaria. Se ablandó, pero ya es tarde, los votos perdidos ya no regresarán. 

rrrart2000@hotmail.com y Facebook 

Deja un comentario