Messi frota la lámpara y Argentina avanza invicta al mata mata

Río de Janeiro, 25 jun (PL) El genio de Lionel Messi afloró en el Beira-Río de Porto Alegre y Argentina pudo derrotar 3-2 a Nigeria para asegurar el primer lugar del grupo F y clasificar a octavos en el Mundial de fútbol.
Por mucho este fue el mejor partido de Messi y los argentinos, con mucha más movilidad en el centro de campo y mejores combinaciones entre los delanteros, aunque se observaron algunas lagunas en la defensa que empañaron un tanto la victoria.
Los delanteros no encontrábamos los espacios en los anteriores partidos y lo corregimos ante Nigeria, eso nos hizo crear más oportunidades. Pero ahora debemos trabajar en defensa para no encajar goles, destacó Messi, seleccionado el mejor del partido por tercera ocasión en la Copa.
El crack del FC Barcelona es Argentina. Sin él la escuadra albiceleste pierde los destellos de grandeza y desciende muchos escalones en el rendimiento, pese a contar con otras estrellas del calibre de Gonzalo Higuaín, Sergio Agüero o Ángel Di María, aunque este último también exhibe magníficas prestaciones.
Pero la “Messidependencia” es una realidad tangible, al extremo que la selección lleva seis goles marcados en los tres primeros duelos del Mundial y cuatro son suyos (otro de Marcos Rojo y un autogol de la defensa bosnia).
Hoy, Messi puso delante a Argentina apenas en el minuto tres, al recoger un rechazo dentro del área nigeriana y enviar el balón al fondo de las redes, con un disparo potente, imposible de atajar para el arquero Vincent Enyeama.
Pero la alegría en la hinchada albiceleste duraría menos que un merengue en la puerta de un colegio, porque los africanos empataron en la siguiente jugada, en el minuto cuatro, por intermedio de Ahmed Musa, tras aprovechar las bondades de la zaga de los suramericanos.
Argentina siguió a lo suyo y creo varias ocasiones de gol, algunas desde larga distancia con Di María como protagonista de lujo, y otras creadas por Messi y desaprovechadas por Higuaín, de buen desempeño en las carreras al espacio, pero divorciado completamente del gol.
Como no podía ser de otra forma, Messi volvió al ponerse los galones y de tiro libre batió a Enyeama en el 45, justo antes de llegar al final de la primera mitad (minutos antes el arquero de nigeriano le negó otro gol de cobro de falta, con una mano providencial).
Sin embargo, nada más comenzar la segunda parte, en el 47, Nigeria encontró el empate por otro error argentino, esta vez de Fernando Gago, quien regaló el balón y permitió que Musa fusilara a Sergio Romero.
Con el 2-2 muchos pensaron lo peor: derrota de Argentina, que de consumarse propiciaría un duelo con Francia en octavos de final porque Nigeria aseguraría el liderato del grupo.
Pero ahí estaba Messi, tocado con la barita mágica. El astro de 27 años (cumplidos ayer) sacó un corner en el 50, y Marcos Rojo anotó el 3-2 definitivo, de manera poco ortodoxa, con la rodilla.
A partir de ese momento el duelo se estancó y ambos equipos se dedicaron a cuidar el resultado, aunque el entrenador argentino, Alejandro Sabella, quería un poco de protagonismo y sacó a Messi de la cancha, supuestamente para darle descanso, una decisión pitada por toda la tribuna del Beira-Río.
De cualquier manera, Argentina aseguró la victoria y finiquitó el pleno de nueve puntos para liderar el grupo F y acceder invictos a la ronda de octavos de final, o “mata mata” como le dicen los brasileños.
Messi escaló a la cúspide de los máximos goleadores con cuatro dianas, empatado con el brasileño Neymar. Hasta ahora, el genio argentino y el colombiano James Rodríguez son los únicos jugadores que han marcado en todos los duelos de sus respectivos equipos.
El próximo rival de Argentina será Suiza o Ecuador, en dependencia de los resultados finales del grupo E, mientras Nigeria, segundo de la llave F, se las verá contra la Francia de Paul Pogba.

Deja un comentario