Denuncian a Cuauh Blanco

Por Arturo Ríos Ruiz  

* Lavado de lana entre otros 

* Equipo o banda de familiares  

Cuauhtémoc Blanco es vinculado en una red de lavado de dinero y desvío de recursos. Además del mandatario de Morelos, la denuncia incluye a su medio hermano Ulises Bravo Molina, como el encargado de los “moches”, para la autorización de los contratos de obra pública o concesiones en la entidad. 

Además, la Fiscalía Anticorrupción de Morelos recibió una denuncia contra el gobernador, dos de sus familiares y algunos otros funcionarios de su administración por ocultar el origen, la propiedad y el destino de recursos millonarios, mismos que sido triangulados en diversas cuentas bancarias, lo que podría configurar también lavado de dinero. 

Y, por si fuera poco, la denuncia incluye a su medio hermano Ulises Bravo Molina, quien no ha sido funcionario en la administración, empresarios han mencionado a Apro, grupo de periodistas, pidiendo guardar el anonimato, lo han apodado como el “señor 20 por ciento”, operador de los moches para contratos de obra pública o concesiones. Actualmente, dirige el Partido Encuentro Solidario en Morelos. 

Claro que no se espera prospere la denuncia y no irá más allá de la exhibición mediática, pues está comprobado, que cuenta con el sello de impunidad desde el presidente que no escatima impudor para defender a los suyos y sólo ver delitos en sus llamados adversarios. 

Sobre el tema, esta es la respuesta de AMLO; recomienda a Cuauhtémoc Blanco “no separarse del pueblo” ante “ataques”, un mensaje baladí, Frívolo y grosero para el público en general, en el que sus seguidores ciegos aceptan sin vacilar, pero muchos, sentimos el golpe de la indiferencia y promoción a la corrupción del pavoroso mandatario estatal. 

El equipo corrupto que encabeza Cuauhtémoc se conforma por Edgar Riou Pérez, su primo, es su secretario particular, y Jaime Tamayo Godínez, amigo del exfutbolista y apoderado de la “Cuauteminha”, marca comercial del exjugador del América. Además, se señala de participar en la comisión de delitos a Jonathan Baltazar Mejía Alegría. Esa es la banda de Morelos. 

Cuauhtémoc hace gala a la rijosidad tepiteña, su origen, aunque hay un buen de personajes de fina conducta, como en todos lados, pero el hoy gobernador por su fama de futbolista pendenciero mantiene lo peor de su educación, que todo indica carece de ella y sus exhibiciones públicas así lo confirman. 

Es todo un caso de corrupción oficialmente presentada, pero no hay esperanzas de la aplicación de la Ley. Es el signo de esta administración solapadora de los suyos. 

La ínfima inteligencia del gobernador, lo ha llevado a pensar que tiene méritos para la Presidencia, un sentimiento de locos que no ven sus entrañas. Esa es la pobreza actual, que cualquier “pelagatos” se atreve a suspirar al “trono”. Por cierto, sumamente degradado ya. 

rrrart2000@hotmail.com y Facebook  

Deja un comentario