Julian Santiesteban

A tiro de piedra: Diputados federales “De caballito”

El elector goza del sagrado privilegio de votar 

 por un candidato que eligieron otros 

Ambrose Bierce

Por Julian Santiesteban 

No importa si nadie vota por ellos, ocho quintanarroenses están ya preparando maletas para acudir a San Lázaro y ser legisladores federales porque “adquirieron” un buen lugar en la lista de postulantes de representación proporcional, ahí los nombres no son importantes, ahí lo que importa es la “marca”, básicamente alcanzarán el acceso a las arcas públicas a partir del esfuerzo de los demás candidatos y de los ciudadanos que aún crean en sus respectivos partidos. 

En beisbol, cuando las tres bases están llenas y el bateador en turno obtiene base por bola, el de tercera anota en automático, sin que pueda se ponchado, a esa carrera se le denomina “de caballito.” El anotador sólo tiene que hacer el esfuerzo inicial de alcanzar primera; de ahí en adelante todo corre por cuenta del trabajo de sus compañeros y de los errores del equipo rival; eso más o menos ocurre en cada elección, cuando “distinguidos” cuadros políticos son colocados en los primeros lugares de las diputaciones plurinominales, para que, con base en la votación efectiva para sus partidos, se les repartan curules después de definido el cociente nacional que determinará el mínimo de votos necesarios para obtener un espacio en San Lázaro, y de ahí se reparten en cada circunscripción. 

Tomar como referencia la elección anterior es engañoso, pues los ánimos del electorado son cambiantes, pero es importante destacar que cada circunscripción abarca más menos el 20 por ciento de los distritos electorales de mayoría; la tercera circunscripción se compone de 60, de los cuales cuatro son de Quintana Roo; el resto de las entidades que la componen son Campeche, Chiapas, Oaxaca, Tabasco, Yucatán y Veracruz. En los resultados de las cinco regiones, en 2018, Morena obtuvo en total 85 diputados plurinominales, el PAN 40, PRI 37, PRD 12, MC 10, PVE 11 y PT 4. 

En el proceso electoral en curso, Eugenia Solís Salazar, María del Carmen Joaquín Hernández, Laura Fernández Piña, Juan Carrillo Soberanis, Gregorio Sánchez Martínez y Alondra Name Ríos, están cerquita de lograr curul  “sin dar golpe”; la primera por el PAN, pues ocupa el lugar siete en la lista de su partido, claro que no son precisamente los mejores tiempos para esa franquicia, así que, de no obtener una votación copiosa, se quedaría cerca, pero no llegaría. 

Es el mismo caso de la sobrina del gobernador Carlos Joaquín González –acaso la marca más negativa, por la dinámica local-, quien aparece en el lugar 5 de la lista del PRD. Como Carmen Joaquín también compite por mayoría por el distrito 04, en caso de que ganara, su suplente llegaría a la Cámara de Diputados federal, se trata de la diputada local Iris Mora Vallejo. La ex alcaldesa de Puerto Morelos, Laura Fernández, está por mayoría en el mismo distrito 04; si no gana, tendrá la opción de alcanzar la curul la plurinominal, al haber sido “sembrada” en el lugar 5 de la lista del PVE –cuánta casualidad-; a Fernández Piña la acompaña como suplente la ex diputada local, Santy Montemayor Castillo. ¿Quién será la afortunada suplente de los quintos lugares? Este es el duelo más interesante en la carrera por las diputaciones federales. 

Otro quintanarroense con posibilidades de llegar a San Lázaro es el ex alcalde de Isla Mujeres, Juan Carrillo Soberanis, quien compite por el distrito 01, pero también es suplente, en el lugar 6 de la lista del PVE. Quien encabeza la fórmula es Luis Humberto Morales Paniagua, aquel que fuera abofeteado en público por el entonces gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello; de hecho, ese –ahora no tan- lamentable evento, fue lo que le hizo ganar notoriedad. En 2018 ya renunció a una candidatura a una diputación local; en una de esas, el ex presidente isleño tiene la suerte de que el chiapaneco renuncie de nuevo. 

Los otros dos quintanarroenses con maleta lista tienen menos posibilidades, pero es siempre posible, si sus partidos mantienen el registro, al alcanzar por lo menos el tres por ciento de la votación: Gregorio Sánchez Martínez, que está en el lugar dos de la lista del PES; y Alondra Name Ríos, quien compite por mayoría en el Distrito 01, por el partido Fuerza Por México y tiene también el lugar 3 de la lista de plurinominales. Así, todos estos “notables”, si el elector vota por sus partidos y coaliciones, tendrán el esforzado honor de cobrar una nada despreciable dieta, sin mayor compromiso que con sus respectivas fracciones parlamentarias. Si ya lo sabe, la decisión ahora es del que acuda a las urnas el 06 de junio, porque después no vale lamentarse. 

COMENTARIO MORBOSO 

A propósito de temas electorales, entre este lunes y el miércoles, serán las horas más angustiosas para algunos aspirantes a presidentes municipales en la entidad, pues el miércoles, el desprestigiadísimo Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) confirmará ese día a los hasta ahora designados y elegidas por los partidos y coaliciones, en las próximas 72 horas pudiera haber cambios de abanderados, modificaciones de planillas y hasta renuncias o separaciones de facto a algunos partidos. En Othón P. Blanco, Tulum, Solidaridad y Benito Juárez es en donde mayor efervescencia existe. Ciertamente, hay quien no lo ve, por alguna situación que induce a esa mirada selectiva, pero la inconformidad es silenciosa y creciente, oculta hasta ahora de la agenda pública, pero no menos peligrosa. No olvidar el proverbio chino aquel que reza que es más fácil esquivar la lanza que el puñal oculto. 

La fecha final para que los partidos cambien candidatos es el 06 de mayo, después de eso, sólo podrá ocurrir por renuncia de los postulados o por alguna probada circunstancia que les impida seguir en la contienda, pero todos deberán estar inscritos y reconocidos por la autoridad electoral, que este miércoles dará el primer anuncio; si las inconformidades son tan irreconciliables y las aspiraciones y potencialidades tan fuertes, es hasta este miércoles que tienen para darlo a conocer, a menos que se opte por mascullar odios y “guerras de baja intensidad”, contracampañas desde ahora hasta el 06 de junio, y a partir de ahí una abierta carrera por las candidaturas para la gubernatura, que se renovará en 2022. 

De esta forma, este miércoles conoceremos el potencial real de los aspirantes y la estrategia que los actores políticos elegirán para el proceso que iniciará en enero del 2022; pero por lo pronto también hay que pasar por la “aduana” de las urnas el 06 de junio de este 2021; esperemos entonces para ver si hay cambios de candidatos y candidatas, porque mejoría en las propuestas de gobierno, habrá muy pocas; así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Deja un comentario