OTAN avanza plan de reforzamiento en el este europeo

Madrid, 13 jun (PL) La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) avanza hoy hacia el reforzamiento de posiciones en el este europeo con acuerdos asumidos por sus integrantes previos a una cumbre convocada para septiembre próximo.
Según muestran los resultados de una visita realizada ayer a España, el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, realiza una gira internacional con un esquema ajustado al mínimo detalle para el incremento de sus fuerzas en el Báltico.
En menos de 24 horas, España accedió a aportar cuatro cazas Eurofighter, dos fragatas, una brigada mecanizada, un Boeing 707 y ratificó su base de Bétera, Valencia, como centro de mando para agrupaciones de tierra mar y aire de respuesta rápida.
Significativamente, el cuartel general de Bétera fue certificado el pasado mes por la OTAN para realizar esas operaciones, mediante un ejercicio militar realizado en la isla española de Menorca.
Obviamente, se trata de acciones encaminadas a obtener el visto bueno de hechos consumados en la cumbre de la OTAN en Gales, Reino Unido, a la que tienen prevista su asistencia todos los líderes de los países miembros de la organización.
Aunque la gira iniciada en España fue anunciada como la despedida del cargo por Fogh Rasmussen, un comunicado oficial indicó que su conversación con el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, estuvo dedicada en buena parte a los preparativos de la reunión de Gales.
El propio secretario general de la OTAN agradeció a España su contribución en el respaldo a los planes de la alianza de reforzar su presencia en el este de Europa, una vieja aspiración que la alianza emprende ahora con el argumento de la crisis ucraniana.
La decidida participación de España se manifestó asimismo por el altísimo nivel dado a Fogh Rasmussen, que en una misma tarde se entrevistó con Morenés; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el ministro de Asuntos Exteriores, José García-Margallo y el Rey.
Las autoridades españolas también ratificaron la intención de quedarse en Afganistán como parte de la misión liderada por Estados Unidos, tras la retirada en 2015 de las tropas de combate de la llamada Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad de la OTAN.
Fogh Rasmussen, por su parte, calificó de “muy importante y muy apreciada” la disposición española de apoyar los planes de reforzar su presencia en el este de Europa y mostrar “la fortaleza del vínculo transatlántico”, pese al claro malestar de Rusia.

Deja un comentario