Martinelli al Parlacen: íabrete, sésamo!

Panamá, 2 jul (PL) Ricardo Martinelli implantó récord al convertirse en el primer expresidente que en menos de 15 horas después de dejar el cargo, corre al Parlamento Centroamericano (Parlacen) a que lo invistan como diputado.
Mientras en Panamá se vivían los fuegos de la toma de posesión del presidente Juan Carlos Varela, Martinelli era juramentado en Guatemala sin quórum por una Junta Directiva incompleta del Parlacen, la “cueva de ladrones” como lo había calificado en referencia a la fábula de Alí Babá, y sacó a Panamá de allí.
Esa acción que incumplía compromisos internacionales del Estado panameño fue recurrida y finalmente Martinelli tuvo que rectificar, permitir que los diputados panameños regresaran a su membresía, y pagar dos millones de dólares de deuda acumulada.
Pero, al mismo tiempo, recuperaba su derecho a ingresar como diputado una vez que terminara su mandato.
Sorprende la velocidad con la cual Martinelli fue al Parlacen a gritar el “ábrete sésamo” exactamente el mismo día en el que el Tribunal Supremo de Italia le confirmaba a su amigo Valter Lavítola la condena por extorsionar al magnate y ex primer ministro Silvio Berlusconi.
Lo sospechoso es que Lavitola tiene varios procesos penales relacionados con hechos de corrupción en Panamá, como coimas de Finmeccanica por la compra de equipos de seguridad por 250 millones de dólares; e Impregilo por extorsión para construir un hospital a cambio de beneficios en la construcción del Metro.
En todos esos escándalos, en los cuales la defensa de Lavítola ha solicitado la presencia de Martinelli como testigo, se menciona con nombres, apellidos y cargos al exmandatario, de quien han dicho era el beneficiado final de las coimas.
Paralelamente hay un proceso judicial estancado en Panamá por un fraude de 14 millones de dólares en Financial Pacific, en el cual se reveló existía una cuenta secreta High Spirit supuestamente de Martinelli para obtener información bursátil privilegiada en el sector minero aprovechada por uno de sus hijos, pero desmentido por él.
En ese proceso la única encausada y presa es Mayte Pellegrini, quien reveló el asunto de la cuenta cifrada, y la han mantenido incomunicada y sin permitirle ampliar declaración indagatoria en la que hablaría de Martinelli, según su abogada Zulay Rodríguez.
El funcionario de la Superintendencia del Mercado de Valores Vernon Ramos, que investigaba el caso, desapareció hace más de dos años y se presume haya sido asesinado, mientras que el mes pasado su compañero Gustavo Gordón fue apuñalado.
La abogada Rodríguez pronosticó que ese escándalo será más grande que el de Finmeccanica e Impregilo en Italia y que, por eso, habían aislado e impedido que su defendida hablara.
Esos asuntos afloran hoy con la precipitada presentación de Martinelli al Parlacen, la cual explica su vicepresidente, Dorindo Cortés, porque hoy entra en vigor una resolución para que esos nuevos ingresos se hagan en presencia del pleno donde se harán cuestionamientos. Martinelli se adelantó al riesgo de un veto.
Preguntado en Guatemala por qué calificó de cueva de ladrones al Parlacén, dijo sin inmutarse que en ese momento no conocía la labor que hacía el Parlamento Centroamericano.
Uno de sus mayores adversarios, Roberto I. Eisenmann, fundador del diario La Prensa, dijo que refugiarse en la inmunidad del Parlacen es una especie de confesión anticipada de todos los delitos que ha cometido durante su presidencia.

Deja un comentario