Dolor, niños con cáncer

Por Arturo Ríos Ruiz 

*Airada protesta de padres 

*Sólo reciben ofensas 

Poco más de 50 padres de niños con cáncer bloquearon el acceso a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, pidieron atención a la autoridad federal y demandaron el desabasto de medicamentos oncológicos, por lo cual aseguraron; “se siguen muriendo niños”. Grito escuchado por todos lados. 

Ya es ira paternal ante la desesperación del trato despectivo que han recibido tanto del presidente como del deleznable aprendiz de político Hugo López Gatell, pseudo científico que, en oficiosa defensa de sus fallas, calificó a los mentores de “golpistas”, politizando un asunto de imperiosa necesidad. 

Así lo afirmó: “narrativa” del desabasto de medicinas oncológicas para menores y un golpe de Estado, luego enmendó, que los familiares de niños con cáncer tienen una razón legítima para manifestarse y acusó a los medios de comunicación de distorsionar sus dichos. Igualito a su jefe, la riegan y se van contra la prensa.  

Los protestantes muestra4on pancartas y lanzaron consignas en contra de López Gatell y exigieron al presidente, Andrés Manuel López Obrador la entrega de los medicamentos. Con una lluvia copiosa y cerraron la Avenida Capitán Carlos León. 

Los desplantes de Gatell rayan en la ignominia, al burlarse de los desesperados padres, al desdeñar que unos 20 de ellos, eran los que elevaban la voz en su contra; así hubiera sido un solo, merecería respeto, por el significado del dolor causado por el abandono gubernamental. 

Con cartulinas que resaltaron las leyendas: “López – Gatell, no somos 20 cuéntanos bien”, “con la salud no se juega”, “no somos campaña de derecha” y “abasto inmediato de medicamentos”. Desde el 26 del mes en curso, como en ocasiones anteriores, se les prometió que tendrían los fármacos oncológicos que urgen. 

Bien escribió e prestigiado Ricardo Raphael: “La escasez de medicamentos oncológicos en México significa una crisis constitucional de proporciones graves: el artículo 4º establece la obligación del Estado para proteger la salud de las personas. 

No hay fármacos suficientes para el tratamiento quimioterapéutico de decenas de miles de pacientes. Son víctimas de la situación los niños y las niñas con cáncer, como se ha visto mediáticamente, pero también el resto de la población”. 

En esta administración, los enunciados de la Constitución han sido relegados por los caprichos presidenciales porque muchos de ellos en sus contenidos, tienen candados para algunas acciones que atropellan a la Democracia y de ahí los intentos fijos del mandatario para establecer una Nueva Carta Magna apegada a sus intereses con visión pseudo socialista. 

Niños con cáncer sin medicinas; la frase conmueve a cualquiera, duele, estruja, más, a quienes son sus padres. 

rrrart2000@hotmail.com y Facebook  

Deja un comentario