Clase media, ya le interesa a AMLO

Por Arturo Ríos Ruiz

*Insiste en aliase con el PRI  

*Necesita votos tricolores  

“Con esa manipulación en la capital de la república que siempre había estado a la vanguardia, ahora hubo un avance hacia el conservadurismo”, expresó el presidente ante la derrota electoral del partido Morena en la Ciudad de México. ¡En redes llamó racista a ese sector de la población y a narcos los felicitó!  

Como un teflón, en los casi tres años de su gestión él mismo desde su tribuna de las mañanas, en los casi tres años, ha rechazado a ese sector social enclaustrandose en los pobres, a los que le ha dado palos, como en Tabasco en la inundación, a niños con cáncer y, en fin, las causas que conocemos.  

Remató con lo siguiente: “El comportamiento electoral de la sociedad con mayores recursos en la Ciudad de México, se debe a que “es una actitud aspiracionista, es triunfar a toda costa, salir adelante, muy egoísta”. Él hace lo mismo, antepone el cálculo político a las necesidades y todo lo planea para beneficio de sus pretensiones; luego entonces critica lo que él asume.  

No hay más que un craso error político en su visión, no tomó en cuenta que 42 millones de ciudadanos de clase media, en sus cuatro niveles, media alta, media, media media y baja, que aportan alrededor de 36 millones de votos, que pagan impuestos y tienen nivel de preparación y criterio para juzgar su política.  

Así quedó confirmado con el resultado de las elecciones recién pasadas en la CDMX que derrumbó la imagen y el prurito presidencial de su consentida Claudia Sheimbaun, que ahora no haya como restablecer. Pero sola se delata: “Hizo falta difundir más el trabajo que hace el gobierno de México”. Ya es tarde.  

AMLO critica mensajes en redes por la división electoral de la CDMX; es “conservador, racista”; en esta exposición del presidente cabe preguntar a todos ¿Quién dividió a la sociedad entre seguidores y “fifis desde su llegada? Ahora, como es su costumbre, culpa la negación bien ganada del voto de millones que votaron a su favor en 2018.  

Una prueba más es que Morena sólo ganó en 18 de los 33 distritos electorales en CDMX, por lo tanto, ahí está otra derrota por la misma causa: Por eso ahora declaró el mandatario que atenderá a la clase media que despreció; para el 2022 está anunciada la Revocación de mandato que lo planeó como un ejercicio triunfal para la posible reelección que planea. Ya se leen párrafos que proponen anularla, pues el riesgo es bastante ya que los votos de los decepcionados no volverán.  

Al tricolor pronto le tendió la mano y ante el rechazo, los criticó, pero vuelve a la carga porque no hay otra opción e insiste otra vez.  

Eso depende sólo del PRI, que tiene los votos suficientes para apoyarlo y pesa en ese partido la gran responsabilidad en la decisión si se alía con Morena y traicionaría a sus electores y al compromiso con la coalición también legislativa pactada con el PAN y el PRD. El tiempo nos dará la respuesta de la determinación histórica que tomen.  

Deja un comentario