Brasileños prefieren ver coronación de Alemania en Mundial de fútbol

Río de Janeiro, 13 jul (PL) Los brasileños prefieren que Alemania suba al trono de la Copa Mundial de fútbol antes de ver coronarse a la Argentina de Lionel Messi.
El 74 por ciento de 230 de las personas que accedieron a responder a Prensa Latina en los últimos cuatro días, desea ver en el trono a los germanos, pese a la humillante goleada 7-1 que estos le endosaron al Scratch en semifinales.
Si los argentinos ganan no hay quién los aguante, todavía no han ganado y ya tienen la ciudad virada al revés, declaró un señor muy brasileño él, pero de ojos rasgados, seguramente de origen japonés.
La mayoría (91 por ciento) consideró a Alemania “un equipo superior” al de Argentina, aunque todos, de manera unánime, siempre mencionaban a Lionel Messi como el “arma nuclear” de los albicelestes, capaz de cambiar la decoración de un partido en apenas segundos.
Pese al cartel de favorito de los europeos, el principal factor en las preferencias de los brasileños es la enorme rivalidad histórica existente con los argentinos, a quienes jamás desearían ver ganar un partido, mucho menos una final mundial, y muchísimo menos en el estadio Maracaná, el templo sagrado del fútbol de Brasil.
La pequeña minoría que señaló a Argentina como su favorito al título estaba despojada de esos rencores, amén que algunos fueron influenciados por el astro brasileño Neymar, quien declaró recientemente que hinchará por los argentinos para apoyar a sus compañeros del Barcelona Messi y Javier Mascherano.
Neymar irá con Argentina (en la final), entonces yo también voy con Argentina, esa vendetta regional no tiene sentido, todos los brasileños no pensamos igual, recalcó Jeber, justo antes de tomar el Metro con destino a la playa de Copacabana (epicentro del Fan Fest).
Argentina y Alemania disputarán hoy la gran final de la Copa del Mundo de fútbol en el mítico estadio Maracaná, el cual estará colmado de brasileños que apoyarán a los germanos y de hinchas argentinos que soltarán la vida en cada grito por la Celeste y Blanca.
Jamás, en siete oportunidades previas, ningún equipo europeo conquistó el título del orbe en suelo americano. Argentina deberá esforzarse al máximo, jugar el partido perfecto, para mantener esa tradición.

Deja un comentario