Barreras franqueables para mujeres en Chile

Santiago de Chile,(PL) Desigualdad salarial, violencia, trabajos de menor calidad, numerosas son las barreras a franquear hoy por las mujeres en Chile.
La creación del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género representa un gran reto, pero abre una nueva esperanza en un país donde hombres y féminas distan aún de vivir en igualdad de condiciones.
De acuerdo con los resultados de la Encuesta Suplementaria de Ingresos (Nesi) de 2013, la brecha de retribución salarial por sexo aumentó en 0,9 puntos porcentuales respecto a 2012.
Es decir, las mujeres ganan como promedio 33,2 por ciento menos que los hombres por igual trabajo.
En el sitio web del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), se refiere que ellas tienen menos trabajo y de menor calidad, ocupan menos puestos de decisión y se responsabilizan mayoritariamente del cuidado de la familia.
Chile presenta una de las tasas más bajas de participación laboral femenina en el mundo, la cual llega a 48,7 por ciento mientras que en América Latina el promedio es de 52,5 por ciento, señala la información.
Añade que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) la cifra asciende a 54,1 por ciento.
Según describe el Sernam, si una mujer se casa bajo el Régimen de Sociedad Conyugal, automáticamente el esposo pasa a ser el jefe de esa sociedad y a cargo de administrar los bienes pues ella no tiene esa capacidad.
Explica además que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Empleo Trimestre DEF 2013, un millón 366 mil 200 mujeres no trabajan fuera de sus casas por razones familiares (cuidado de hijos, adultos mayores, entre otros).
En otras cifras, el organismo describe que hay 10 féminas por cada 100 hombres en puestos de alta gerencia y siete por cada 100 en directorios de empresas.
La noticia halagüeña para este año es que las diferencias en cuanto a puestos en el Congreso, (19 diputadas de 120, y seis senadoras de 38) serán totalmente acortadas con la eliminación del sistema electoral binominal.
Con la nueva propuesta, que regirá a partir de los comicios legislativos de 2017, se elevan de 120 a 155 el número de diputados y de 38 a 50 la cifra de senadores y por ley de cuotas ningún sexo podrá superar el 60 por ciento de candidatos.
MINISTERIO DE LA MUJER
El proyecto de ley sobre el Ministerio de la Mujer, uno de los primeros compromisos de la mandataria Michelle Bachelet al iniciar su Gobierno, fue aprobado por unanimidad en su tercer trámite legislativo en la Cámara de Diputados.
Para la ministra del Sernam, Claudia Pascual, se hizo realidad un sueño de miles de mujeres y organizaciones que han luchado por sus derechos.
En este día histórico, muchas mujeres están presentes, mujeres de distintos pensamientos, edades e historias, todas comprometidas con un deseo: que las mujeres en nuestro país tengan más derechos, más autonomía y puedan vivir en libertad en un país que respeta sus derechos, dijo al aprobarse el proyecto en declaraciones a Prensa Latina.
De acuerdo con el Sernam, el nuevo Ministerio se encargará de diseñar, coordinar y evaluar las políticas, planes y programas para promover la equidad y procurar eliminar todas las formas de discriminación.
VIOLENCIA
Durante una reunión celebrada el año pasado en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), Pascual señaló como uno de los desafíos más grandes del país en materia de género, la violencia contra las mujeres.
En 2014, el Gobierno emprendió una batida significativa contra la violencia hacia las mujeres en un país que sumó 40 feminicidios y 97 intentos frustrados el año pasado, y ya cuenta siete feminicidios en 2015.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización del Ministerio del Interior de 2013, una de cada tres féminas ha vivido o vive violencia, lo cual se traduce en casi tres millones.
En noviembre pasado la presidenta chilena, Michelle Bachelet, subrayó su responsabilidad en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.
Sólo si somos capaces de hacer de éste un tema de cada día, de cada acto, iremos combatiendo paso a paso la violencia en todas sus formas y en todos sus espacios, dijo.
Tenemos la urgencia de que si una mujer llega a ser víctima de violencia, pondremos todas las herramientas del Estado para protegerla, apoyarla y que quienes resulten responsables enfrenten el peso de la justicia”, agregó.
El mismo mes, Pascal lanzó una campaña sobre el tema.
Según la titular, la vulneración de los derechos de las féminas bajo la forma de acoso en las calles, golpes, amenazas, manipulación, control y, sobre todo, asesinato, sigue ocurriendo.
En Chile, una mujer se demora como promedio siete años en hacer una denuncia por violencia intrafamiliar.
No podemos sólo ocuparnos cuando ocurre una grave agresión y se trasforma en un feminicidio o un feminicidio frustrado.
Hay que estar alerta mucho antes, acompañando el proceso porque una que sufre violencia, no sufre sólo un evento, sino son años de violencia, de aislamiento, de no tener respaldo, comentó.
Añadió que acompañar los casos es indispensable para poder denunciar y poder actuar.
En el país hay 96 Centros de la Mujer a lo largo de todo el territorio, que ofrecen servicios de prevención y atención psicológica y legal ambulatoria a mujeres maltratadas y 24 Casas de Acogida para las que se encuentran en situación de riesgo grave a causa de violencia, expuso.
También citó la instalación de 25 nuevas Casas en distintas regiones comprometidas en el programa de gobierno de Bachelet.
La titular añadió asimismo, que existen centros de atención para hombres agresores, uno en cada de región del país, tres centros de atención de violencia sexual y una casa de trata de personas.
A eso se suma el teléfono con un dispositivo de emergencia para mujeres que están en peligro, que les permite comunicarse rápidamente tanto con Carabineros, Investigaciones o la Fiscalía para acudir rápidamente en su protección, completó Pascual.
*Corresponsal de Prensa Latina en Chile

Deja un comentario