Víctor Sánchez Baños

Poder y dinero: Las puntadas de Morena, de miedo

Por Víctor Sánchez Baños

        Guadiana combate derechos humanos

·        Control de los organismos autónomos

·        Manipularían la educación y la propiedad

·        Salida de Vanesa desequilibra al Senado

Es absurdo en dividir a la gente en buena y mala. La gente es tan solo encantadora o aburrida.

Oscar Wilde, novelista irlandés

Hace muchos años, vi a un experimentado periodista de Excelsior decirle a un joven reportero: “si no sabes lo que vas a escribir, estúdialo. Nunca escribas de algo que no conoces. Eso es honestidad profesional”.

Esto se lo podría decir a muchos funcionarios de la nueva ola morenista que llegaron a puestos clave de la administración pública, tanto en el Ejecutivo, como el Legislativo, sin tener la más remota idea de sus obligaciones y cómo cumplirlas.

Incluso, diputados de Morena que salieron elegidos por la tómbola electoral que traía el impulso de la imagen del Presidente de Andrés Manuel López Obrador, salen con cada puntada legislativa que aterrorizan a la comunidad.

Decenas de proyectos de leyes salen para de las cuentas políticas por cobrar que tienen esos legisladores. La venganza, aunque se lleve entre sus “patas” a todo un país. En el mejor de los casos es para apoyar a sus grupos políticos y el pago de cuentas políticas o de amigos. En el más preocupante de los casos es para establecer las bases de cambios económicos, con fines exclusivamente ideológicos. Sin consulta del Pueblo, hasta afectan sus propiedades y castigan, en aras de regalar dinero a los más pobres y tenerlos como clientes electorales, a una muy apabullada clase media.

Estimado lector, te voy a mencionar algunas leyes:

Una de las primeras reformas fue para darle entrada al escritor Paco Ignacio Taibo II en el Fondo de Cultura Económica, luego de que se modificara la Ley Federal de las Entidades Paraestatales, que le impedía hacerse del cargo por no ser mexicano de nacimiento y tampoco haber desempeñado cargos de alto nivel administrativo.

También el año antepasado, el Congreso de Baja California, aún dominado por el PAN, aprobó una reforma para ampliar el próximo gobierno de Jaime Bonilla de dos a cinco años, bautizada como la “Ley Bonilla”. Al final de cuentas, esta la derrumbó la Suprema Corte de Justicia, por considerarla como una traición a la democracia y al voto popular.

Para evitar bloqueos a las obras icónicas del gobierno de López Obrador, como el Tren Maya, el tren transístmico, entre otros, el Congreso de Tabasco aprobó modificaciones al Código Penal del estado, impulsadas por el gobernador Adán López, para endurecer penas en contra de quien bloquee vías y obras. Si esa ley hubiera sido aprobada en 1995, AMLO no hubiera podido llegar a la Presidencia de la República, debido a que él realizó infinidad de paros, bloqueos y manifestaciones que ahora son sancionadas por las leyes morenistas.

El pleno del Senado aprobó por 68 votos de Morena, PVEM, PT y PES, 14 del PAN en contra y dos abstenciones del PRD, la minuta que expide la Ley de Amnistía propuesta por López Obrador, que sirvió para sacar de la cárcel a algunos simpatizantes de la izquierda. Los resultados de esta ley, no han sido publicitados por el Gobierno Federal.

Además, sacó el gobernador de Puebla, una ley para apropiarse de las propiedades de las escuelas con el único objetivo de controlar el sistema educativo. Ahora, está en el horno otra ley a nivel federal que tiene el objetivo de controlar el contenido de la educación, así como el poner límites a la autonomía de las instituciones de educación superior, tanto públicas como privadas.

Pero, la cereza del pastel, es nada y nada menos el interés del senador Armando Guadiana, propuso desaparecer la comisión Nacional de Derechos Humanos y sustituirla con un Consejo Nacional, el cual agruparía funciones de los organismos como el Consejo Nacional para Prevenir y Sancionar la Discriminación, entre otros. Da como justificación ahorros, cuando en realidad el objetivo es controlar en una sola cabeza, afín al régimen, para no tener muchas que al final de cuentas tienen distintos intereses. Control, control y más control.

Ya terminaron con las guarderías, con los asilos a mujeres víctimas de violencia intrafamiliar, con instancias de apoyo al campo, en fin, infinidad de apoyos logrados por los más pobres en el país, en gobiernos anteriores. Como los farones del viejo Egipto, borran de todas las estelas los nombres de sus antecesores. Esto no importa, lo que importa es que también borren los avances sociales que costaron vidas y sacrificio de infinidad de mexicanos.

PODEROSOS CABALLEROS: El subsecretario de Salud y vocero de la pandemia., Hugo López-Gatell, según una nota adelantada por El Heraldo de México, busca centrar más poder en su área de influencia y absorber diversos centros, comisiones y otras áreas de la Secretaría de Salud, para formar una súper subsecretaría. Quiere controlar la Comisión Nacional de Salud Mental y Adicciones, con la fusión de la Comisión Nacional contra las Adicciones, presidida por Cady Zabicky; los Servicios de Atención Psiquiátrica, de Juan Manuel Quijada y que incluyen los hospitales psiquiátricos y el Secretariado Técnico del Consejo Nacional de Salud Mental, a cargo de Lorena Rodríguez. Aprovecha la cresta de la ola. *** La estratégica salida de Vanesa Rubio de la bancada del PRI, en el Senado de la República, fortalece a Morena. Nancy Sánchez Arredondo, simpatizante de Jaime Bonilla, gobernador de Baja California, así como férrea enemiga del priismo, que le dio el escaño. El líder de los senadores priistas, Miguel Ángel Osorio Chong, negocia con la legisladora para que se mantenga en la bancada. Sin embargo, todo hace indicar que se sumaría al equipo del coordinador morenista, Ricardo Monreal. Así lograría mayoría en ese órgano legislativo y ya no tendría que negociar con ningún partido opositor. Muy conveniente la renuncia de Vanesa, quien atenderá una empresa de propiedad de su esposo.

RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA: Ante la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, el sector automotriz, formado por armadoras, distribuidores, proveedores, con la apertura de operaciones del sector aplicaron acciones concretas para mitigar los efectos de la pandemia, con lo que mostramos el compromiso firme del sector en la adopción de medidas de prevención sanitaria. El sector participa con el 3.8% del PIB nacional y 980 mil empleos directos y de la que dependen poco más de 3.6 millones de mexicanos. Un sector estratégico.

Escúchame de lunes a viernes, de 21 a 22 horas, en “Víctor Sánchez Baños en MVS”

Deja un comentario