Los Papas y las pasiones del futbol con Alemania-Argentina

Río de Janeiro, 12 jun (PL) El Papa Francisco aparece con una sonrisa y más abajo, su antecesor Josep Ratzinger (Benedicto XVI) repite el gesto, ambos en aparente apoyo a los seleccionados de fútbol de Argentina y Alemania, respectivamente.
Es tal vez una de las fotos más ingeniosas, trucada por supuesto, de los miles de “memes” que inundan el ciberespacio con profusa intensidad durante la Copa Mundial de Fútbol de Brasil 2014.
Los memes se han puesto de moda como nunca a tono con la moda del balompié y en segundos las poses más insólitas o los montajes más originales, le dan la vuelta al universo con ese toque de humor y a través de Facebook, Twitter y Whatsapp.
El caso es que ver al Papa Francisco (argentino) con la frase: tienen un Papa que ora por ellos; y debajo a Benedicto XVI (alemán) con el “Nosotros también” sirve para mostrar hasta donde conducen las pasiones del deporte de las multitudes.
Pero en fin, con una mística en ocasiones extrema, las plegarias, los rezos, las conjuras y las cábalas le dan vueltas al estadio Maracaná de esta ciudad, a poco más de 24 horas del partido que definirá el monarca mundial de Brasil 2014.
Los entrenadores Joachim Low (Alemania) y Alejandro Sabella (Argentina) parecen haber decidido manifestarse muy cautelosos sin dar muchas pistas a la prensa. Ambos dicen que preparan el encuentro de forma minuciosa.
El resto, es casi lo mismo que ya sabemos. Toni Kroos, figura del mediocampo teutón, con el respaldo de Sami Khedira y el apoyo crucial de Bastian Schweinsteiger en la contención. La manija que pudiera ser Mesut Ozil y el ataque de Thomas Muller.
La marca, seguramente en rotación, del genio de la lámpara mágica argentina, Lionel Messi, y la inspiración del capitán Philipp Lahm como pequeño gran hombre en la defensa al lado de Boateng, Howedes, Hummels o Mertesacker. Y Neuer en el arco.
Seguimos concentrados, con humildad y la calma, tratando de controlar la ansiedad y con la mente relajada, subrayó Low, que ya discutió dos veces el tercer escaño en 2006 y 2010 y sueña con el título.
Los expertos enseñan sus preferencias y si bien algunos dejan saber su amor por Argentina o Alemania, ninguno se atreve en verdad a ser categórico. En México 1986 se vieron las caras y la tropa de Diego Armando Maradona salió airosa in extremis 3-2.
Luego en Italia 1990 el balance fue diferente. La Mannschaft se impuso 1-0. El domingo, habrá un desempate entre ambos, y será la cuarta Copa para los europeos o la tercera albiceleste.

Deja un comentario