La corrupción de Margarito Andrade en el OOSELITE de Tehuacán

En medios digitales y en redes sociales se exhibió la semana pasada documentos oficiales en el que se muestra que el Director del OOSELITE (organismo descentralizado de ayuntamiento de Tehuacán Puebla), tiene trabajando como “aviadores” a familiares como su hijo, con el puesto de inspector. Tras el escándalo, el funcionario ha callado. Pero con la experiencia que tuvo en un pasado reciente cuando fue acusado por un columnista de Puebla y él lo negó, pero se le presentaron pruebas contundentes y ya no dijo nada. 

Por otro lado, dicho funcionario aparece en el departamento de justicia de los EU por actos criminales. Al existir esta ficha de la justicia de los EU, no sólo se debería exigir que de veras se investigue, sino empezar los procedimientos y las decisiones para que sea removido de su cargo, a riesgo de que, en caso de no acatar las decisiones, el propio ayuntamiento pagaría las consecuencias. 

¿Qué no por inicio de cuentas un funcionario de cualquier nivel con antecedentes penales no puede ejercer un cargo? Si la Contraloría hubiera hecho su trabajo y funcionara como tal, no habría necesidad de poner pruebas en medios y redes sociales para que se actúe, pues ésta tendría que actuar de oficio sobre la conducta del funcionario balconeado. 

Se deben de exigir cuentas a este funcionario por parte de los regidores, ya que también ha sido acusado de utilizar al OOSELITE para acrecentar ilegalmente su patrimonio personal así como el de financiar campañas de políticos de su grupo. 

El episodio concluirá tan pronto como sea olvidado por los medios, por los ciudadanos, cuando la contraloría interna del municipio lo proteja con papeles y trámites firmados y cuando el expediente quede ahogado entre la enorme pila de asuntos atendidos por el ministerio público local —si es que alguien presenta la denuncia—, mientraslos funcionarios se van a disfrutar de los dineros obtenidos, cobijados por la desmemoria y por el océano de casos similares que suceden cada día en nuestro país. 

Twitter:

Deja un comentario