¡…GUERRA DE PAPEL…!

· Pretenden defender lo indefendible en el Caso López Dóriga; “perro no come perro”

· El salario mínimo en México es el peor en Latinoamérica que equivale a 138 dólares, considerado el más bajo en esta región del mundo.

Por BLAS A. BUENDÍA blasalejo@gmail.com

Lastima en lo más profundo del alma saber que existan personajes que han surcado las caricias del poder político, y pese a que esos personajes han sido señalados con dedo flamígero por sus malas actitudes y reprobados como honorables ciudadanos, ahora se establezcan como redentores o pretendan engañar al colectivo como si realmente iniciaran una nueva vida.
Lo de la “pobre” historia del Caso López Dóriga, ha sido toda una muestra descarada de impunidad, una clara evidencia de corrupción, de un “periodista chayotero”, que se las dora de ser un comunicólogo “transparente”, y aun existen colegas que defienden lo indefendible, como es el caso de Isabel Arvide en su columna “Sin Gafete” que se publica en la Cadena de Los Soles, y donde habla sobre “la inmundicia del ataque a Joaquín López Dóriga”.
Dice el dicho que “perro no come perro”, pero hay canes que sí practican la antropofagia a cualquier precio –nada mas perdiendo un poquito de vergüenza- y solo por citar un párrafo de esa entrega dice: “Joaquín López Dóriga ha ejercido el periodismo más de 40 años en diversas trincheras, no hay un político o funcionario que pueda decir que ha sido extorsionado por él. Ni siquiera ha utilizado sus espacios para defenderse de la inmundicia vertida sobre él y su esposa, Adriana, quien no merece una sola de las mentiras absurdas que se han publicado”. ¡Vaya incongruencia!
Pero no distingue la afectación moral que fue objeto la empresaria María Asunción Aramburuzabala, propietaria de la inmobiliaria Abilia, cuando los esposos Teresa Adriana Pérez Romo y Joaquín López-Dóriga, pretendieron extorsionarla con base a amenazas desprestigiando su integridad como persona ante la sociedad a través de los espacios y medios de comunicación que el “teacher” explota. Y si aquellos funcionarios y políticos no han denunciado las presuntas nefastas actitudes del periodista, es porque todos pertenecen a una sola cofradía de colusiones para no afectar conflictos de intereses.
Incluso, en el chateo cibernético, se acusa: “Con la señora Angélica Rivera, mas a fuerzas que por gusto, nos enteramos que Televisa remunera espléndidamente a sus “estrellas”, no tendría por qué ser la excepción con López Dóriga. Y me permito decir que es práctica común en la televisora cobrar por hacer entrevistas a modo, como cualquier candidato a (un) puesto de elección popular bien (se) lo sabe”.)
Con este preámbulo, en el “elefante blanco” que representa la Asamblea Legislativa del Distrito Federal a la sociedad, los integrantes de la nueva fuerza política llamada MORENA, también se las doran de honorables pero con una corta memoria, porque nunca han procedieron en advertir que su manipulador, Andrés Manuel López Obrador, cuando le dio el supuesto “ataque al corazón”, fue médicamente atendido en nosocomios caros con cargos al erario federal. La opacidad siempre ha sido su factor, no tiene vergüenza.
Presumen en el elefante blanco de Donceles, que los bonos o percepciones extraordinarias, así como los gastos médicos mayores, que recibieron los diputados en la pasada VI Legislatura, “¡son una ofensa para los ciudadanos!”, a quienes se supone tienen que servir y no servirse de ellos.
Sin embargo, los asambleístas que culminaron su gestión en este octubre de 2015, nunca tomaron en cuenta este compromiso, al contrario, recibieron más de lo previsto sin siquiera dar cuenta de cómo lo utilizaron.
El Grupo Parlamentario de Morena, encabezados por su coordinador César Arnulfo Cravioto Romero, informó que presentó ante el pleno de la Asamblea Legislativa, la Ley de Austeridad Republicana para el Distrito Federal, la cual busca establecer topes a salarios de funcionarios públicos, eliminar viajes al extranjero, y precisamente servicios de gastos médicos mayores y bonos o percepciones extraordinarias.
César Cravioto dijo que la iniciativa que expide la nueva ley, cuenta con 17 artículos y dos transitorios, entre ellos la reducción de beneficios innecesarios a servidores públicos, y aprovechó para subrayar que otorgan el 50% de su quincena a proyectos educativos.
“Bajo los principios de la Ley de Austeridad Republicana propuesta por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), que tiene como objetivo promover la austeridad en el aparato de Estado, el grupo parlamentario de dicho movimiento actuó a favor de la reducción de beneficios innecesarios a servidores públicos”, precisó.
Aseguró que diputadas y diputados morenistas ingresaron al 29 de septiembre, un documento dirigido a Mayra Virginia Rivera Olivares, Oficial Mayor de la ALDF, en el que informaron su renuncia de forma irrevocable al Seguro de Gastos Médicos Mayores, apegándose así a las prestaciones que otorga el Instituto de Salud y Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).
El Grupo Parlamentario de Morena, dijo, reiteró al Secretario de Finanzas del Gobierno del Distrito Federal, el requerimiento de un proyecto de austeridad mucho más profundo que el planteado por el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, que tan sólo considera mil trescientos millones de pesos que en relación con el presupuesto del Gobierno del Distrito Federal no significa ni el 1% del gasto que ejercerá en el 2016.
“El Grupo Parlamentario MORENA recibió su pago quincenal, del que cada miembro destino 50% para el proyecto de educación superior para jóvenes del Distrito Federal, en total se otorgaron 280 mil pesos a este proyecto educativo, misma cantidad que será replicada cada quincena para sumar al proyecto que constara de 5 universidades, que se ubicaran en las delegaciones gobernadas por MORENA en la ciudad de México, la aportación de las y los diputados será de 560 mil pesos mensuales”, explicó.
Los diputados de MORENA en la ALDF, tras tachar de populista el nuevo salario mínimo de 70.10 pesos en todo el país, se comprometieron a proponer reformas a la Ley del Trabajo que realmente responda a las necesidades de los trabajadores.
También calificaron de ridículo esta homologación, pues recordaron que en 25 años el poder de compra perdió 76.3 por ciento; 1.82 pesos, apenas para comprar un bolillo diario. Además, apuntaron, en ese lapso se dejaron de comprar 243.3 piezas de pan; 5.6 kilogramos menos de huevo y 9.5 menos kilogramos de frijol.
Los parlamentarios morenistas, Ana J. Ángeles Valencia, Olivia Gómez Garibay y Paulo César Martínez López, dijeron que el Estado trata de apuntalar una mejoría económica ficticia luego del fracaso de las reformas aprobadas por los aliados de ocasión en la Cámara de Diputados.
Los legisladores locales de la delegación Gustavo A. Madero, destacaron que el aumento salarial de un peso con 82 centavos es una burla para los más desprotegidos porque con esa cantidad apenas alcanzan para comprar una telera, pero no así un pan de dulce.
Señalaron que se coordinarán con los diputados federales con la finalidad de proponer en conjunto reformas a la Ley del Trabajo que sólo beneficia a los patrones y no a los trabajadores, tal y como lo decretó el gobierno calderonista que afectó duramente los intereses de los asalariados
Afirmaron que Enrique Peña Nieto ha retomado populismo arcaico del PRI de las épocas de José López Portillo y Miguel de la Madrid quienes por decreto aumentaron los salarios sin consultar las necesidades reales de los trabajadores cuyas condiciones laborales han empeorado.
Se comprometieron a brindar alternativas reales que beneficien a los que menos perciben luego de largas jornadas en condiciones inhumanas a través de reformas a las leyes correspondientes.
Manifestaron que se dejaron de comprar 243.3 piezas de pan; 5.6 kilogramos menos de huevo y 9.5 menos kilogramos de frijol, de acuerdo a estudios del Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la Facultad de Economía, de la Universidad Nacional Autónoma de México, (UNAM).
Destacaron que en el reporte más reciente al respecto, elaborado por el CAM, se establece que durante las últimas tres décadas con un salario mínimo se podían adquirir 50.9 kilogramos de tortilla.
Para el caso del pan blanco, en el lapso de 30 años se dejaron de comprar 243.34 piezas con la misma percepción; con relación al huevo, la pérdida fue de 5.6 kilogramos; de frijol, de 9.5 kilogramos; de leche, 14 litros, y de aceite, 4.4 litros, indicaron.
Reiteraron que la unificación salarial de 70.10 en todo el país es una medida populista de Estado que obedece más a cuestiones de tipo administrativo que para recuperar el poder adquisitivo perdido en más del 120 por ciento durante los últimos 40 años.
Puntualizaron que el salario mínimo en México es el peor en Latinoamérica que equivale a 138 dólares, considerado el más bajo en esta región del mundo.
Destacaron que el país donde se paga un salario mínimo más alto es Argentina, con 535 dólares al mes; le sigue Panamá, con 360 dólares, y Brasil, con 252 dólares al mes. Incluso, agregaron, en Perú y Ecuador, el salario mínimo corresponde a 241 y 250 dólares, respectivamente.
Comentaron que a pesar de que en México ya se homologaron las zonas geográficas salariales para fijar un sólo salario mínimo, su valor sigue siendo muy bajo a nivel regional, incluso -según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL)- la República mexicana es el único país de América Latina donde el salario mínimo está por debajo del umbral de la pobreza.
Los morenistas puntualizaron que el 15 por ciento de la población nacional gana un salario mínimo, sobre todo en puestos operativos de las maquiladoras.
Así las cosas en el quehacer político de la capital del país.