Julian Santiesteban

A tiro de piedra: La “bendición” de AMLO en viernes

El elector goza del sagrado privilegio de votar  

por un candidato que eligieron otros 

Ambrose Bierce 

Por Julian Santiesteban 

Hoy viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador llegará a Cancún a inaugurar las obras del tramo 5 del Tren Maya, pero, por mucho que sea la obra de infraestructura más emblemática de la 4T para el sureste mexicano, la atención de todos los asistentes estará centrado más en las señales políticas que lance el mandatario federal, sean en favor de la reelección de Mara Lezama Espinosa o la senadora con licencia Marybel Villegas Canché. 

Los budistas aseveran que, en el deseo, radica el sufrimiento. Nada más cierto para todos los que esperan que el mandatario federal manifieste su voluntad –velada o abierta- en favor de alguna de las dos finalistas aspirantes a la candidatura, entre la mañana y el evento programado para la una y media de la tarde el tiempo transcurrirá leeeeeento. Allá al aeropuerto internacional de Cancún, llegarán, además de López Obrador, los representantes de los tres poderes locales y, por supuesto, Mara Lezama, en su carácter de alcaldesa en funciones. Hay quien considera que ello representa una desventaja para su rival, Villegas Canché, quien desde este día se encuentra de licencia en el Senado. Pero lo que esperamos todos, medios y ciudadanos interesados en la “cosa pública”, es que el presidente no se ande por las ramas, que la señal sea clara, porque interpretaciones a modo habrá muchas: una mirada, un brazo en el hombro, una charla con risitas cómplices… 

Hay quien espera que el presidente no salga con su “domingo 07”; es decir, que deje a todos en suspenso y que sea hasta ese día del mes de marzo que sea el anuncio final, pues es la fecha límite para registrar ante el Instituto Electoral de Quintana Roo (Ieqroo) a los que serán candidatos y candidatas a las once presidencias municipales. Los apoyadores de uno y otro bando consideran que el inicio de la gira por el sureste en Cancún, tiene un alto componente político electoral y que, interesado como es de lo comicial, López Obrador no perderá la oportunidad para inclinar la balanza para algún lado, sea en público o privado. Así que, si no fuera explícito en el evento, bastará ver el gesto de la alcaldesa para adivinar su futuro y el de su rival. 

Por cierto, en la primera conferencia presidencial matutina de esta semana, López Obrador destacó que 25 gobernadores aceptaron firmar el llamado Pacto por la Democracia, un documento en el que los mandatarios se comprometen, expresamente, a no intervenir en los respectivos procesos electorales. Quintana Roo no figuraba en la lista inicial, pero ya en la víspera de la gira –y hasta para evitar algún reclamo expreso-, Carlos Joaquín González firmó el documento; no descarte entonces el lector que, en este día, también haya un intercambio de halagos sobre lo demócratas que son, tanto el presidente como el mandatario local. Cosa de los discursos de siempre. Pero, de nuevo, el mensaje que realmente se espera, es el relativo a las candidaturas. 

Y bueno, justamente a dos días de que venza el plazo para definir candidaturas y registrarlas ante el Ieqroo, la lucha por las “selfies” estarán a la orden del día, los aspirantes se darán de codazos y empujones para lograr la fotografía que usarán en sus respectivas redes sociales y dar por sentado que han obtenido “la bendición”, ante lo cual no será sencillo el control del acceso al evento, dejando de lado las medidas de sana distancia por aquello de la pandemia del Covid 19. Esa situación se repetirá en Yucatán, Campeche y Chiapas. 

Por último, cabe la recomendación a todos los que aspiran a obtener candidaturas, que preparen su mejor gesto, pues además de las palabras del presidente, las “caras largas” serán también muestra de alguna decepción política, y para todos, ir ensayando el discurso de unidad a pesar de los resultados, aunque luego de las designaciones el “speech” quede en el olvido, porque esa unión, con el nivel de encono alcanzado, es prácticamente imposible. 

COMENTARIO AL VUELO 

A propósito de las candidaturas en Benito Juárez, hasta este viernes, el Partido Acción Nacional (PAN) no ha reconocido públicamente el triunfo y designación de Jesús Pool Moo, como su candidato común con el Partido de la Revolución Democrática (PRD) a esta alcaldía, aunque los albiazules que serán integrados a la planilla ya solicitaron licencia –en el caso de regidores. – Es decir, que tomaron los espacios, aunque les ofende muchísimo (como El Lórax). 

Y a propósito de esto, el ex vocero del gobierno estatal y ex aspirante a la candidatura por la presidencia municipal, Carlos Orvañanos Rea, difundió a través de sus redes sociales un ambiguo mensaje, cuya redacción es deliberadamente así, pero que, en el fondo, coincide con los publicado en días anteriores por el escribiente: por su cercanía con los jerarcas panistas, el ex delegado de Cuajimalpa buscará ser incluido en la lista de candidatos a una diputación de representación plurinominal por la tercera circunscripción. 

“Llegando a la CDMX para diversas reuniones en el CEN del PAN, para platicar sobre lo que viene para Quintana Roo”, escribió el ex vocero de Carlos Joaquín; hubo quien interpretó el mensaje como una intención de combatir la postulación de Pool Moo, sobre todo porque el PAN y sus dirigentes –que no hablan sin autorización expresa del poder de la 22 de Enero de Chetumal- siguen “mudos”; pero considerando los tiempos del proceso, la intentona es más un amague de ir a una “pluri” que una realidad probable. Eso sí, el “tuitazo” también corrobora un dato más ya difundido por el escribiente: Los candidatos, independientemente de la coalición, tendrán más “guerra sucia” entre los que se suponen son sus aliados, que la que proviene de sus rivales de enfrente; cuánta democracia. Así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima. 

Deja un comentario